Filtro de productos

filtros habilitados:

Como bien sabes, el procesador es el corazón de tu equipo.En Mayo Innotec, tienes una amplia gama para elegir el que más se ajuste a tus necesidades. Si prefieres Intel puedes elegir el Socket 1151 o para AMD el Socket AM4. Configura tu equipo ideal con nuestros procesadores.

por página
Mostrando 1 - 24 de 131 items

Procesadores

El procesador es esencial para cualquier equipo ya que se encarga justamente de procesar todos los datos; por eso en Mayo Innotec disponemos de un catálogo con muchos modelos para escoger. Si optas entre el socket AM4 para procesadores AMD A6, A9, A10 o AMD Ryzen 3, Ryzen 5 o Ryzen 7 o socket 1151 para procesadores Intel Core i3, i5, i7 o i9  obtendrás un equipo ideal.

Puedes visualizar todos los procesadores que tenemos para ti y observar los detalles y características de cada uno para que elijas el que creas más adecuado para ti o para tu empresa u oficina.

El procesador es un elemento indispensable porque sin él ningún equipo puede funcionar ni tampoco controlar todos los componentes. Concretamente interpreta las instrucciones de los programas que ejecuta y los coordina entre sí para hacerlos funcionar y lograr el rendimiento más óptimo del equipo.

Así, un procesador funciona como un dispositivo lógico y programable con el fin de reducir el tamaño del aparato o dispositivo en el que trabaja.

A su vez, el procesador ofrece, a partir de su cualidad de programable, una gran variedad de servicios en el ordenador; controlar todas las informaciones presentes mientras el equipo está encendido (no solo cuando se utiliza), realiza todo tipo de operaciones tanto simples (abrir un pequeño programa) como complejas (accionar una aplicación muy pesada) y moderar la memoria RAM, entre otras.

Se trata de funciones que en muchos casos se desconocen pero que, gracias al procesador del ordenador o dispositivo, son posibles para poner en funcionamienProcesadores AMDto cualquier programa, proceso, juego, aplicación o internet.

En este contexto, los procesadores varían según sus diferentes características como la arquitectura, la memoria caché y la frecuencia. La primera determina la manera en que el equipo desarrolla sus tareas y el tipo de instrucciones a ejecutar en el mismo.

Los procesadores actuales poseen una arquitectura muy moderna que otorga mejores instrucciones y un funcionamiento más eficiente. A su vez, la memoria caché y la frecuencia de estos procesadores es mucho mayor. De este modo un procesador más actual como, por -ejemplo, un Intel Core i7-8700K resulta más eficiente que un Intel Core i7-3770K.

Por su parte, la memoria caché almacena algunas informaciones relevantes de los programas o instrucciones que se utilizan para luego ejercer un rol predictivo y ejecutar la siguiente. Así, una memoria caché más reciente tiene mayor capacidad y optimiza el rendimiento del procesador.

Hay un total de tres tipos o niveles de memoria caché: 1, 2 y 3. La primera se halla en el núcleo del procesador y actúa con la misma frecuencia. Por este motivo, en los procesadores multinúcleo cada uno (la mayoría son muy pequeños) posee su propia memoria caché. En tanto la 2 y 3 son más económicas y lentas, pero, pese a ello, se encuentran presentes en la mayoría de los procesadores, sobre todo los poco sofisticados.

Por su parte, la frecuencia se mide en mega-hercios (MHz) y es la cantidad exacta de ejecuciones que se pueden realizar por segundo. Por lo general, los procesadores modernos desarrollan miles de millones, lo cual es muy necesario en aplicaciones de altísima exigencia como un juego online pesado y complejo. Esto es muy frecuente en, por ejemplo, un PC Gaming.

Al mismo tiempo, un procesador moderno se destaca por su compatibilidad con todo tipo de ordenadores (personales, de oficina, de una empresa grande que comanda muchas funciones en simultáneo y PC gaming, entre otras).

A lo largo de los años, los procesadores no solo han aumentado en cantidad, sino también en intensidad de uso ya que la masificación de la tecnología y de los dispositivos electrónicos lo han convertido en imprescindibles para el funcionamiento y realización de todo tipo de tareas.

Además, los procesadores actuales tienen una duración mucho mayor, un consumo de energía menor debido a la tecnología que los compone y una eficiencia y rendimiento general más óptimo, entre otros beneficios.

Procesadores AMD

Con los Ryzen como los principales y más demandados en Europa, AMD cuenta con muchas familias y tipos de procesadores. Los más conocidos son los Ryzen 3, Ryzen5, Ryzen7 y 2000. Estos últimos son actualmente los más vendido Procesadores Intel y los que mejores resultados otorgan.

Ryzen 3000 presenta una arquitectura ZEN que rinde de manera óptima en cualquier tarea debido a su utilización de memoria RAM con altísimas frecuencias. Por esta razón es importante que este modelo se complemente con grandes módulos de memoria RAM (algo frecuente hoy en día) para incrementar aún más su eficiencia.

Sin embargo, los Ryzen no son los únicos exitosos de AMD dado que los procesadores básicos Athlon y FX son los más empleados en procesadores pequeños o de menor exigencia. Al mismo tiempo, los Threadripper son ideales para equipos profesionales más sofisticados; por ejemplo, el que controla el funcionamiento de un determinado sector de una empresa o una operación.

Lo cierto es que todos los modelos y familias contienen precios accesibles y son de larga duración, por lo que muestran una gran relación precio-calidad y su respectiva compra implica una muy buena inversión.

Procesadores Intel

Intel es muy fiable en todo el mundo y es conocido por ser el mayor fabricante de procesadores. Además, dispone de una gran cantidad de grupos y tipos para satisfacer todos los requerimientos o necesidades de cada usuario o empresa.

Los procesadores más frecuentes de Intel son los de Intel Core, que tiene tres series: i3, i5, i7 e i9. Cada uno presenta distintos modelos que se renuevan todos los años para dar lugar a la siguiente generación (en este caso la octava). Las diferencias principales radican en la potencia y eficiencia general, las cuales generan rendimientos mejores y resultan compatibles en equipo con programas o aplicaciones de alta exigencia.

Se trata de procesadores que también demuestran una excelente relación precio-calidad si se tiene en cuenta su condición de imprescindible en cualquier hogar o lugar de trabajo. Por ello resultan una gran inversión.

Como si fuese poco, Intel posee procesadores más económicos e inferiores para dispositivos más sencillos o de baja exigencia; los mismos son de las familias Celeron Pentium. Todos son muy fiables y recomendables para adquirir.

Tambień Intel dispone de la família de procesadores XEON, los cuales són mas utilizados a nivel profesional y normalmente para servidores.

  • PCs de Sobremesa

  • Televisores

  • Enchufes Inteligentes